Buscar en este blog

Cargando...

Estaré separada de mi bebé pero quiero darle leche materna

Para Carolina Uribe y todas las mamás que por alguna razón necesitan extraerse leche y continuar la lactancia si tienen que separarse de sus bebés.




Leche materna

Hay variadas maneras de extraerse la leche materna para que esté disponible cuando hay razones para separarse de los bebés. Sea que tengas imposibilidad de dar inicio a la lactancia luego del parto, veas la necesidad de una suspensión temporal de la lactancia para ser retomada después o necesites separarte de manera continua de tu bebé por varias horas al regresar al trabajo por ejemplo, puedes lograr mantener la producción de leche materna.

Al extraerte leche puedes estimular el pecho como lo haría tu bebé mientras lo amamantas para de esta manera, mantener el volumen de leche materna que tu cuerpo produce y continuar así con la lactancia. Métodos de extracción. Si necesitas extraer tu leche, tal vez te funcione hacerlo con tus propias manos (Técnica Marmet) o utilizar algún tipo de extractor eléctrico o manual. Esto dependerá de si la separación con tu bebé será ocasional, caso en el que un sacaleches manual puede servirte; de si la separación ocurrirá todos los días porque regresas al trabajo, caso en el que puedes hacerte a un extractor eléctrico automático, o dependerá de si te parece más fácil hacerlo con tus propias manos. Dentro de la inmensa gama que existe en el mercado, encontrarás extractores de todo tipo y muy buenos que podrán ayudarte en tu labor de extracción; sin embargo, los sacaleches de bomba que se parecen a la bocina de una bicicleta no son recomendados por su difícil esterilización y porque dañan los tejidos del pecho al no poder regular la fuerza de la extracción.

EXTRACCIÓN MANUAL
Hay mujeres que prefieren usar un sacaleches porque les parece más fácil utilizar aparatos que que funcionan automáticamente si son eléctricos y se les facilita colocar la copa del sacaleches sobre su pecho, graduar la succión y empezar con la extracción o porque les incomoda tocar sus pechos. Otras mujeres prefieren hacerlo con sus propias manos porque es cómodo, natural, no tiene costo, no se transporta, lava o arregla en caso de daño o les incomoda el contacto con la copa de un extractor. Con la práctica, la técnica manual se convierte en un método rápido, cómodo y eficaz.

¿QUE SUCEDE SI NO SALE MUCHA LECHE?
Muchas madres se preocupan porque durante la extracción solo se asoman algunas gotas de leche y piensan que no tienen lo suficiente, que su producción es mínima y acuden a suplementos de leche artificial. Si esto te ocurre, es muy importante saber que si no obtienes una cantidad grande de leche no significa necesariamente que tu cuerpo no produzca la cantidad que tu bebé necesita y que un bebé con buena succión, siempre será más eficaz que el mejor método de extracción, ya que su lengua, su mandíbula y su paladar trabajan sincronizadamente y mejor. 

Adicionalmente, en la extracción de leche no solo juegan factores físicos, también sicológicos. Esto quiere decir que el reflejo de salida de la leche de tu cuerpo está influido por factores como el estrés y la tensión, o por el contrario, la tranquilidad y la calma. Si sientes dificultades al extraer tu leche, puede servir pensar en tu bebé en ese momento, relajarte, o simplemente descansar y volverlo a intentar más tarde. Es posible también, que a medida que vayas adquiriendo destreza logres extraer mayor cantidad. Otros factores que influyen en la cantidad de leche que extraes, pueden ser el tiempo que transcurrió entre la última toma o vez en que te sacaste leche y la nueva extracción, tu habilidad al hacerlo, el volumen de leche y la hora del día, así como la comodidad del lugar donde te extraes la leche y tu tranquilidad al hacerlo y en algunos casos la concentración, ya que bastante distracción podría inhibir el reflejo de salida de la leche. Si tu bebé ha sido amamantado seguido y está subiendo bien de peso, así no salga mucha leche al extraerte, no te preocupes, es poco posible que no tengas lo suficiente. Si no estás en casa, intenta buscar un lugar cómodo y privado en el que puedas relajarte sin mayores distracciones para realizar la extracción. Puede ayudarte pensar en tu bebé, mirar su foto o llevar una prendita de tu bebé y mirarla, tocarla y olerla. Masajear la zona y relajarte con algunos ejercicios de respiración o de visualización, imaginándote a tu bebé o viéndote en algún lugar agradable puede ayudar. Incluso llamar a preguntar cómo está tu bebé sirve para preparar el terreno para estimular el reflejo de salida de la leche. Intenta extraerte leche en los momentos en que tu bebé suele amamantar y alterna alterna entre un pecho y otro la extracción, primero en uno hasta que baje el volumen y luego el otro y así varias veces.

Si utilizas una máquina y haces una ligera compresión del pecho simultáneamente luego de masajear la zona, podrás lograr un caudal más fluido. Si te es posible, el calor en los pechos contribuye a aumentar la cantidad de leche que extraes. Si estás con tu bebé, puede ayudarte intentar extraer leche al tiempo que tu bebé toma de un pecho; esto potencializa la extracción.

RECUERDA: La mamá que está separada de su bebé por intervalos regulares de tiempo puede amamantar!


Artículos relacionados:
Son beneficiosos los recolectores de leche?
http://portabebesayu.blogspot.com/2011/08/sobre-los-recolectores-de-leche.html


Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en http://www.facebook.com/ayuportabebes gracias!

1 comentario:

  1. Hoy en día debido al trabajo u otros temas, es algo más dificil dar el pecho a nuestros hijos, no obstante, gracias a la leche de inicio podemos alimentar a nuestro bebé sin problema y de manera cómoda.

    Un saludo,
    Miriam

    ResponderEliminar