Buscar en este blog

Cargando...

Conducto tapado durante la lactancia: Cinco maneras de solucionarlo

Un conducto tapado u obstruido durante la lactancia produce dolor y puede degenerar en una infección (mastitis). Prevenirlo amamantando a tu bebé cada vez que lo pida y durante el tiempo que lo pida verificando una buena colocación y agarre al pecho, no dejar pasar mucho tiempo entre tomas o extracciones y evitar un destete abrupto, contribuyen a que disfrutes de la lactancia a plenitud sin que ocurra esta molestia.


Por Valeria Calderón.

En la gran mayoría de los casos de dolor en el seno no se recomienda el destete pues esta medida tiende a empeorar el problema y a disparar sentimientos de angustia en la madre y el bebé. 


Aquí encontrarás algunas soluciones:


Se obstruye un conducto cuando la leche no se desocupa como debiera y se presenta por dificultades al colocar al bebé o en la succión, intervalos largos de tiempo entre tomas, biberones, chupos, ropa apretada que presiona el pecho, horarios rígidos, bebés dormilones, secreciones de leche que tapan su salida, estrés y demasiadas actividades, entre otros. 


Se caracteriza por un área muy sensible en el seno, un enrojecimiento o un abultamiento doloroso. Generalmente mejora después de veinticuatro horas de tratamiento.



1. Verifica la posición y la colocación de tu bebé al pecho y cambia la posición en que amamantas en cada toma para que salga leche de todos los conductos. Si colocas a tu bebé boca arriba para que amamante debajo de ti en cuatro patas, tus pechos quedan descolgados en una posición fácil para destapar conductos.



2. Compresas de calor, masaje en el área afectada y amamantar inmediatamente después o extraerse leche ayudan a aliviar el problema.



3. Amamanta por el pecho afectado con mucha frecuencia y por un rato suficiente largo.



4. Afloja tu ropa apretada y descansa al lado de tu bebé permitiendo que amamante cuando lo desee.



5. Si tienes un abultamiento en un pezón, este puede ser producido por una bolita de grasa o una perla de leche, en este caso tu médico puede retirarlo con una pequeña incisión.



Parte del éxito en el apoyo a las nuevas familias se debe a quienes leen y hacen comentarios sobre los artículos de este blog. Queremos contar con tu opinión o tu historia para enriquecerlos! Son bienvenidos tus comentarios a continuación, en info@babyayu.com o en  http://www.facebook.com/ayuportabebes  gracias! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada